Así de rotunda es la postura de los firmantes de la «Declaración de Barcelona» , documento surgido de la Conferencia de estibadores europeos organizada por Coordinadora, UGT y CCOO y que ha reunido a las dos principales organizaciones internacionales de estibadores, la IDC, a la que pertenece Coordinadora, y la EFT, donde se integran UGT y CCOO.

En este foro se ha analizado la situación actual de la estiba en Europa y se ha buscado una postura común entre los sindicatos y estibados participantes de toda Europa.

Según ha señalado a cadenadesuministro.es Ernesto Gómez, asesor técnico de la estiba de CCOO. en la reunión de Barcelona ha quedado claro que «queremos tender la mano y negociar en el seno del Comité Social pero esto pasa necesariamente porque la Comisión Europea deja a un lado los sofismas liberales que pretende imponer en los puertos europeos y que solo benefician a una parte«.

Gómez recalca que los «puertos europeos son los más rentables y productivos del mundo y por ello deben dejarlos funcionar y trabajar en paz«. Por ello, se ha decidido crear un comité de enlace entre la IDC y la ETF que empiece a definir las manifestaciones y huelgas que se realizarán en los puertos europeos para hacer presión si la Comisión Europea pretende imponer un modelo de estiba no consensuado con los sindicatos.

Este comité analizará a partir de ahora las fechas idóneas para realizar las acciones de protesta de los estibadores y solicitar los permisos en todos los países».  No obstante, el portavoz de CCOO reconoce que todavía hay margen de negociar.