Singapore Airlines, la Autoridad de Aviación Civil de Singapur y la plataforma de inversión GenZero se han embarcado en la siguiente fase del proyecto piloto para la distribución de combustible de aviación sostenible, SAF, en el Aeropuerto de Changi, Singapur.

El 7 de julio, tanto Singapore Airlines como su aerolínea de bajo coste Scoot han utilizado por primera vez combustible sostenible mezclado en sus vuelos desde Changi. Esta prueba es la continuación de un estudio realizado por el Gobierno de Singapur y los agentes del sector sobre la viabilidad operativa y comercial del uso de SAF en dicho aeropuerto.

Al mismo tiempo, proporcionará información sobre los costes estimados de la implantación de este nuevo método y contribuirá al desarrollo de futuras políticas para el uso de combustible sostenible.

Como parte de esta iniciativa, los tres socios anunciaron la venta de 1.000 créditos SAF a partir de julio de 2022. De este modo, se ofrecerá a los clientes una vía para reducir su huella de carbono, estimular la demanda de combustible sostenible y avanzar en la adopción de SAF para lograr la sostenibilidad de la aviación.

Además, la refinería Neste tiene previsto suministrar 1.000 toneladas de SAF puro para su posterior mezcla con combustible de aviación refinado en la planta petroquímica de ExxonMobil en Singapur. El objetivo es que las emisiones de dióxido de carbono se reduzcan en 2.500 toneladas.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110