HMM, que hasta ahora tenía un acuerdo con la red 2M, se integrará el 1 de abril en THE Alliance. Esto ha llevado a Maersk y MSC a buscar un nuevo socio comercial, que han encontrado en SM Line, con quien unirán fuerzas en el mercado transpacífico a partir de la misma fecha.

La naviera no se integrará en la alianza, de modo que los servicios de la red 2M y SM Line seguirán estando diferenciados, pero sí se ha llegado a un acuerdo en cuanto a la compra e intercambio de espacios en los buques.

Todavía debe ser aprobado por las autoridades competentes, pero de ser así, permitiría un mayor acceso al Pacífico Noroeste a MSC y Maersk, mientras que el operador surcoreano obtendría espacios en los buques hacia California. Además, continúa en vigor el acuerdo entre la red 2M y la naviera ZIM en el Pacífico Noroeste.

Hace tres años, Samra Midas Group, especializada en actividades de construcción, fundó SM Line, tras la compra de numerosos activos de la extinta Hanjin Shipping. En las últimas semanas, se han puesto a la venta una parte de sus buques de 6.000 TEUs, que cubrían el servicio entre Asia y Los Ángeles.

Sin embargo, seguirá operando los de 4.500 TEUs en su servicio hacia Vancouver, Portland y Seattle, una ruta en la que Maersk y MSC podrían obtener algunos espacios. Para la naviera surcoreana sería difícil operar de forma independiente en las líneas transpacíficas en términos de costes unitarios, diversidad de productos y utilización de activos, por lo que tiene más sentido que busquen compartir las conexiones con una alianza.