Trasmediterranea opera este servicio desde julio, cuando se adjudicó el contrato por procedimiento de urgencia.

El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales ha decido suspender de forma provisional la tramitación del procedimiento de concurso de concesión de ayudas para las líneas marítimas que unen Melilla con Málaga y Almería.

Este organismo, dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, atiende así el recurso interpuesto por la plataforma en defensa de la línea Motril-Melilla, que solicitaba la paralización del concurso de concesión de ayudas para la línea marítima entre Málaga y Almería con Melilla.

La resolución establece que el análisis de los motivos que fundamentan la interposición del citado recurso pone de manifiesto que los perjuicios que podrían derivarse de la continuación por sus trámites del procedimiento de contratación son «de difícil o imposible reparación».

Por este motivo, se procede a suspender provisionalmente el procedimiento de contratación, hasta el momento que se dicte resolución del recurso.

La alcaldesa de Motril, Luisa García Chamorro, ha apuntado que a finales de este mes habrá una reunión con el responsable de la Marina Mercante para tratar el tema.

La subvención como ‘leit motiv’

Este miércoles habrá una reunión de la plataforma para fijar las líneas a seguir en el encuentro que se va a mantener en Madrid y las iniciativas que se llevaran a cabo en el caso de que no se incluya a la línea de Motril en las ayudas que va a conceder el Gobierno central.

La pretensión de la plataforma en defensa de la línea marítima Motril-Melilla, no es que desaparezcan las líneas que operan entre Málaga- Melilla y Almería-Melilla, sino que «no se las beneficie en un agravio comparativo que signifique la desaparición de la de Motril«.

Las líneas marítimas de interés público que unen Melilla con Málaga y Almería han sido objeto ya de tres licitaciones, la última con el plazo de admisión de solicitudes cerrado el pasado 7 de enero.

Tras haber quedado desierto en las dos primeras ocasiones, en esta última ocasión, que parecía la definitiva, habían presentado ofertas las navieras Trasmediterranea, Armas y Balearia.

En un principio la línea iba a inciar sus operaciones por la adjudicataria el próximo 16 de marzo de 2015, con un contrato de dos años. Sin embargo la suspensión cautelar de las ayudas podría dar al traste con estas previsiones.