La junta general extraordinaria de socios de Terminales Marítimos de Galicia, celebrada el pasado 20 de mayo, ha aprobado por unanimidad la fusión por absorción de Laxe Marítima.

Como consecuencia de la operación, la compañía quedará integrada en Terminales Marítimos de Galicia, como sociedad absorbente. Así mismo, el movimiento empresarial también comprende la extinción, con la consiguiente disolución de Laxe Marítima, además del traspaso en bloque a título universal de todo su patrimonio a Terminales Marítimos de Galicia.

Terminales Marítimos de Galicia está presente en Galicia desde el año 1995 y opera terminales de carga general, graneles sólidos y cargas especiales en los puertos de La Coruña y Ferrol.

En concreto, la compañía gestiona la terminal de contenedores del puerto de La Coruña, con una superficie de 30.000 m2 y atraques disponibles con un calado de 9,5 m.

En este mismo enclave también tiene a su cargo una terminal de mercancía general en el puerto interior y otra más para graneles en Punta Langosteira, mientras que en Ferrol opera con graneles, carga general y carga de proyecto.

Laxe Marítima, por su parte, está radicada en La Coruña y opera en el tráfico mercantil desde hace dos décadas en el ámbito del transporte marítimo.