Transportes Belzunces ha incorporado a su flota 45 nuevas tractoras Volvo FH 500, con lo que supera el centenar de camiones.

La empresa almeriense, con más de 50 años de historia a sus espaldas, desde su fundación en los años cincuenta del siglo pasado y con origen en los movimientos de almendras y cereales, está especializada en servicios de transporte internacional a temperatura controlada de productos hortofrutícolas y perecederos.

Estas unidades cuentan con el piloto automático I-See, que predice la ruta a través de los datos topográficos de la carretera y emplea la energía cinética del camión tanto para optimizar la velocidad y los cambios de marcha como para lograr un mayor ahorro de combustible.

De esta forma, el sistema selecciona la marcha, la aceleración y la frenada del motor más adecuadas activando el control, y consigue reducir hasta un 5% el consumo de carburante.

Transportes Belzunces cuenta con una flota de transporte moderna y que renueva cada cuatro años. Además, la empresa andaluza también ofrece servicios de almacenaje frigorífico en sus instalaciones, que ocupan una superficie de 40.000 m² en el municipio almeriense de Huércal-Overa.