El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha adjudicado el contrato de servicios para redactar el estudio previo sobre distribución de demanda de tráfico tras la supresión de los peajes en la AP-2 entre Zaragoza y El Vendrell, así como en la AP-7 de Tarragona a La Junquera.

El análisis también se centra en la posible necesidad de otras actuaciones en la red de carreteras del Estado, toda vez que las concesiones de estos tramos finalizarán el 31 de agosto de 2021, y en ese momento su gestión revertirá al Estado.

Con este estudio, cuyo presupuesto de adjudicación asciende a 538.467 euros, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana pretende recopilar los antecedentes de ambas vías, así como realizar un estudio de tráfico y de movilidad del entorno viario de ambos tramos, a partir de toda una serie de datos básicos.

Así pues, este trabajo permitirá determinar las mejores soluciones para las actuaciones que se deban acometer para acomodar los cambios previsibles en la demanda en la Red de Carreteras del Estado a partir del momento en que se liberen de peaje las autopistas, tales como la remodelación de enlaces existentes o la implantación de otros nuevos, estableciendo su programación.

Es más que previsible que la nueva situación afecte al tráfico de camiones en las dos zonas, en un momento en que se intensifica el debate sobre la financiación de las obras y el mantenimiento de la red viaria del país.