Volkswagen se ha fijado el próximo mes de julio, si las condiciones del mercado lo permiten, como el momento en el que tiene previsto lanzar una oferta pública de venta de acciones de su filial que agrupa a todas sus marcas de vehículos comerciales e industriales Traton.

La operación, que se lanzará en las bolsas de Frankfurt y Estocolmo antes de la llegada del período vacacional, quedará circunscrita a las acciones que el grupo automovilístico alemán posee en Traton, aunque, en todo caso, Volkswagen seguirá manteniéndose como accionista mayoritario de referencia en la rama que agrupa a las marcas MAN, Scania y Volkswagen Caminhões e Ônibus.

Con este movimiento, Volkswagen sigue potenciando la independencia de su área de negocio de vehículos comerciales e industriales, mientras que Traton, por su parte, consigue acceso directo al mercado internacional de capitales y gana en flexibilidad para afrontar nuevos retos en el futuro.

De hecho, Traton ya venía preparando esta operación desde primeros de año, cuando incorporó a un profesional de amplia experiencia en salidas a Bolsa como Rolf Woller, que fue nombrado director de Relaciones con Inversores de la antigua Volkswagen Truck & Bus.