transporte-en-estados-unidos

Un conductor debe controlar el mecanismo de los vehículos autónomos, según la regulación actual.

Actualmente, se necesitan unos 50.000 conductores más en Estados Unidos y para 2023, la cifra habrá ascendido a 100.000. Por ello, Uber está probando un nuevo sistema de entrega de la carga que combina la conducción autónoma con la convencional para conseguir que los conductores no tengan que pasar tanto tiempo lejos de casa.

Esto podría ayudar a reducir los problemas derivados de la falta de profesionales en el transporte de larga distancia, dado que el sector sigue teniendo dificultades para encontrar conductores al mismo tiempo que aumentan exponencialmente los volúmenes transportados.

Los camiones autónomos, ya sean completamente autónomos o equipados con sistemas avanzados de asistencia al conductor, son una buena alternativa para la plataforma de transporte de carga del grupo, que vincula a los conductores con los envíos a través del ‘smartphone’.

Los conductores humanos están mejor cualificados para ciertas acciones, como maniobrar en calles llenas de tráfico o en los puertos y almacenes, mientras que los vehículos autónomos son los más adecuados para las operaciones de larga distancia porque no deben enfrentarse a la fatiga o las enfermedades, las limitaciones en el tiempo de conducción o las paradas para comer o descansar.

En las pruebas que está llevando a cabo Uber, los camiones conducidos por humanos entregan la carga en ‘hubs de transferencia’, donde los semirremolques cargados se enganchan a tractoras autónomas y cruzan el país hasta el ‘hub‘ opuesto, donde un conductor convencional recoge la mercancía para llevarla a su destino final.

Debido a la regulación actual, un conductor controla el mecanismo de los vehículos autónomos en su trayecto, aunque hasta ahora no se ha producido ningún incidente relacionado con la seguridad en el que el profesional haya tenido que tomar los mandos del camión.

El sistema ahorra tiempo al conductor, que no tiene que estar esperando a que llegue el vehículo, dado que una aplicación le avisará cuando la carga esté lista para su recogida.