El astillero Jiangnan de Shanghái ha acogido la botadura del primero de los tres ‘Pure Car & Truck Carriers’ con propulsión híbrida de GNL y baterías que fueron encargados por la naviera UECC.

Los nuevos buques, en cuya construcción se están aplicando los criterios más exigentes de eficiencia energética, cumplen con los límites de emisiones de óxidos de nitrógeno Tier 3 de la Organización Marítima Internacional, ya aplicables en el Mar Báltico y el Mar del Norte.

Cuentan con motores duales que utilizarán GNL para el motor principal y los auxiliares, además de baterías para reducir sus emisiones durante las estancias en puerto. Esto les permitirá cumplir con creces con la reducción del 40% de las emisiones de carbono fijadas por la OMI para el año 2030.

Con 169 metros de eslora, 28 de manga y una capacidad de carga de 3.600 unidades repartidas en 10 cubiertas, estos buques podrán transportar una amplia variedad de cargas de grandes dimensiones y mercancía general, además de turismos y camiones.

En su apuesta por un transporte marítimo sostenible, UECC seguirá incrementando la proporción de combustibles sintéticos y neutros en carbono en el futuro, una de las razones por las que ha apostado por motores dual-fuel para sus nuevas construcciones.

CdS suscribete-maritimo-900