ups-furgoneta-electrica

Las unidades darán servicio en Birmingham y Southampton.

En actividades logísticas y de transporte, en las que los vehículos realizan desplazamientos recurrentes y llevando grandes cargas, la autonomía de las unidades de transporte juega un papel esencial a la hora de pensar en energías alternativas al gasóleo.

Dentro del ámbito de la distribución urbana de mercancías, este problema tiene menor importancia, ya que las rutas suelen contar con menos kilómetros, pero aun así la autonomía de las furgonetas eléctricas puede verse comprometida con diferentes imprevistos.

Conscientes de esta circunstancia, UPS ha seguido trabajando en colaboración con el fabricante Tevva para aumentar la autonomía de sus furgonetas eléctricas y ha introducido a finales de agosto nuevas unidades con autonomía extendida para sus operaciones de distribución y reparto en las ciudades británicas de Birmingham y Southampton, de tal modo que su cobertura salta de los actuales 100 kilómetros hasta los 400 para necesitar hacer una recarga, con lo que la empresa norteamericana de paquetería está en condiciones de ofrecer servicios logísticos sostenibles en lugares a los que no pueden llegar otras compañías.

La estadounidense lleva invertidos desde 2009 más de 1.000 millones de dólares, unos 910 millones de euros al cambio, aproximadamente, en vehículos movidos por energías alternativas, así como en puntos de recarga para estas unidades.