Valencia apuesta firmemente por el Corredor Mediterráneo

Con la reforma de 2018, el Corredor Atlántico pasará a contar con 3.356 km, pero el Mediterráneo no variará en nada.

La Generalitat Valenciana ha presentado ante la Comisión Europea un informe que justifica la necesidad de incluir las líneas Sagunto-Zaragoza y Madrid-Valencia en las redes transeuropeas de transporte. 

En Bruselas se han mostrado receptivos ante dichas argumentaciones y han confirmado que los ramales cumplen con más del 90% de criterios que se exigen, por lo que desde la administración autonómica confían en que acaben incluyéndose.

Son ya varios los grupos parlamentarios que han confirmado que presentarán enmiendas durante la tramitación en el Parlamento Europeo, a lo que se suma la reivindicación realizada desde el Ministerio de Fomento a la Comisaria Europea de Transportes, Violeta Bulc. 

Hasta la fecha, la extensión ferroviaria de los los Corredores TEN-T en España era aproximadamente de unos 4.600 km, destacando el Corredor Atlántico con 2.026 km, el ramal litoral del Mediterráneo, con 1.412 km y el ramal central del Mediterráneo, con 1.164 km. Con la reforma de 2018, el Corredor Atlántico pasará a contar con 3.356 km, mientras el Mediterráneo no variará.

En este sentido, desde la Generalitat explican que la propuesta presentada por Fomento proponía ampliar el Corredor Atlántico en 1.900 km y sólo en 329 km el Mediterráneo, a través de la línea Sagunto-Zaragoza. La Comisión Europea ha acabando aceptando el 71% de las peticiones para el Corredor Atlántico, pero ninguna para el Mediterráneo.

Más tráfico que otros ejes

No obstante, el tráfico portuario asociado al sector Zaragoza-Sagunto supera en tres veces a cualquiera de los incluidos y el tráfico de contenedores de Valencia es hasta 40 veces mayor que el de puertos que están incluidos. De hecho, todos los puertos atlánticos que han entrado en la propuesta sólo alcanzan el 20% del tráfico de los valencianos.

Por otra parte, ningún corredor atraviesa el triángulo Valencia-Barcelona-Madrid y las únicas conexiones que no disponen de Alta Velocidad son la Valencia-Barcelona y la Valencia-Zaragoza. Igualmente, se ha resaltado que la población beneficiada por la inclusión de los ejes Madrid-Valencia y Sagunt-Zaragoza duplica a la que contienen otros.

El presidente aragonés, Javier Lambán, que también ha estado en Bruselas, ha explicado que su propósito es avanzar para que antes del 13 de septiembre haya una enmienda del Gobierno que permita incluir en la planificación ferroviaria europea el eje Zaragoza-Teruel-Valencia en el Corredor Mediterráneo.