Mercadona quiere que en 2019 esté operativa su colmena para dar servicio de comercio electrónico en la ciudad de Madrid.

Esta instalación logística se instalará, según tiene previsto la compañía valenciana, en el polígono industrial de La Atalayuela, en el distrito madrileño de Villa de Vallecas, y ocupará una parcela de 30.000 m².

Directivos de la empresa han presentado a los representantes de la Junta Municipal de Villa de Vallecas el proyecto que tiene previsto llevar a cabo en el distrito y se ha abierto una línea de colaboración entre la política de empleo de la empresa de distribución, basada en la contratación fija, y los programas de empleo de las Juntas Municipales de Vallecas.

Esta es la tercera colmena de Mercadona que se anuncia, tras el piloto ya iniciado en mayo en la localidad valenciana de Vara de Quart y la de Zona Franca de Barcelona, donde la empresa ha suscrito un contrato de alquiler para una parcela de 20.000 m² en la que se construirá un almacén de 10.500 m² de superficie que podría estar en funcionamiento para 2020.

En estas colmenas, Mercadona centraliza la distribución on-line de todos sus productos secos, frescos, refrigerados y congelados en un mismo punto, lo que facilita su organización según el tipo o la preparación de los pedidos del producto fresco el mismo día de entrega al cliente.