Volvo con semi en ruta

Volvo prevé que su margen operativo se coloque en el 10%.

El importante proceso de reducción de costes estructurales y de aumento de la eficiencia que está llevando a cabo el Grupo Volvo empieza a dar sus frutos y la Junta Directiva del fabricante ha decidido fijar un margen operativo del 10% para este ejercicio, tres décimas por encima del dato registrado a mediados de año, en el segundo trimestre de 2017.

El fabricante entra en «una fase en la que nos centraremos en el crecimiento orgánico y el aumento de la rentabilidad a través de procedimientos de mejora continua e innovación«.

Según la dirección de Volvo, «un objetivo de margen operativo claro y ajustado ayuda en el esfuerzo que se está realizando para aumentar la actividad del Grupo». En este sentido, la Junta estima que las operaciones industriales del fabricante no incurrirán en deuda financiera, en condiciones normales de mercado.

Para los directivos, «un balance de actividades industriales sin deuda permite al Grupo Volvo manejar los ciclos de una industria de uso intensivo de capital y asegurar costes competitivos».

En el segundo trimestre de 2017, las ventas de Volvo han crecido un 12%, hasta alcanzar los 88.400 millones de coronas, 9.350 millones de euros. Su margen operativo se han situado en el 9,7%, frente al 7,8% del mismo período de 2016.