neo-panamax-mv-titus-de-wallenius-wilhemsem

La embarcación ha sido diseñada para reducir el consumo de energía y las emisiones.

El nuevo buque de Wallenius Wilhemsen, MV Titus, ha iniciado a principios de julio de 2018 su viaje inaugural. Esta embarcación, de tipo neo-panamax, operará entre Asia y Norteamérica y ha sido diseñada especialmente para reducir el consumo de energía y las emisiones por tonelada transportada.

Asimismo, se han llevado a cabo numerosas pruebas para la mejora del casco, de modo que se reduzca la resistencia al avance y el oleaje, mejorando la eficiencia del combustible. La bodega permite operaciones flexibles y ha sido optimizada para el transporte de carga a granel, equipos rodantes y vehículos.

Se trata del primer ‘Large Car and Truck Carrier‘ que jamás se haya construido en los astilleros CSIC de Xingang, en China, y el primero que construye en el país la naviera, cuya intención es modernizar su flota, haciéndola más eficiente y medioambientalmente sostenible.

El buque, que es el primero de una serie de cuatro de la clase Post-Panamax que se entregarán en los próximos meses, es capaz de operar en distintas condiciones marítimas. El segundo iniciará sus operaciones a finales de 2018, mientras que el resto se incorporarán a la flota en 2019. Juntos, suman una capacidad de 32.000 vehículos.