schmitz-power-curtain

Schmitz espera vender entre 300 y 400 unidades de este semirremolque en 2019.

El fabricante alemán de semirremolques Schmitz Cargobull ya tiene disponible en el mercado español su nuevo lonas, que con la denominación comercial de Power Curtain, ofrece nuevas ventajas en cuanto a capacidad de carga y facilidad en la ejecución de las labores de estiba y desestiba de la carga.

El nuevo semi de la empresa germana no necesita remontas, gracias al refuerzo de la lona, con lo que se gana en facilidad de uso y mayor seguridad en las labores de carga y descarga que, según los datos del fabricante, pueden reducirse en un 80%, al tiempo que aporta una mayor seguridad de la carga, aspecto que se ve facilitado por el agarre que proporciona el suelo antideslizante que incorpora el modelo.

La calidad de la lona del semi se debe a las tres filas de correas de aramida dispuestas horizontal y verticalmente, así como al tejido de protección antirrobo que lleva. De igual modo, los marcos de acero de la parte trasera y de la delantera proporcionan una mayor estabilidad al conjunto. Además, se ha añadido al equipo un nuevo enganche delantero, cuyo diseño, exclusivo de la marca, facilita el tensado de la lona.

jordi-romero-schmitz

Jordi Romero, director general de Schmitz Cargobull Ibérica durante la presentación.

Según el fabricante las novedades introducidas en el modelo reducen el peso del semi en 100 kg con relación a otro modelo con equipamiento estándar y en 180 kg si se compara con otra unidad equivalente que lleve tablas de aluminio integradas en la lona.

Schmitz tiene depositadas grandes expectativas en la acogida de este semi en el mercado español, cuyo montaje ya se realiza en la planta de la marca en Zaragoza, y del que espera vender entre 300 y 400 unidades a lo largo de 2019.