Portacontenedores ZIM Yokohama en el puerto de Tarragona

En dos ocasiones, se ha conseguido transferir el conocimiento de embarque en un plazo de dos horas.

La naviera israelí ZIM sigue avanzando en el complejo mundo del blockchain y está cada vez más cerca de decir adiós a los conocimientos de embarque en papel. A lo largo de 2018, ha llevado a cabo junto a varios clientes un piloto para probar el uso de la tecnología blockchain en sustitución del papel.

Juntos han estudiado el funcionamiento de una plataforma de este tipo para las actividades comerciales en el transporte marítimo. En dos transacciones recientes donde se ha utilizado este sistema, los conocimientos de embarque han sido transferidos en un plazo de dos horas desde la salida del buque.

El cambio es notorio, puesto que normalmente esto se alarga durante días o incluso semanas. Para todos los procesos documentales, se ha utilizado esta nueva plataforma con tecnología blockchain, siendo uno de estos envíos cargado en Vietnam con destino a la costa este de Estados Unidos, y otro en Eslovenia con destino a Israel.

Tras completar docenas de envíos con múltiples transitarios y cargadores, en ZIM creen que están ya preparados para la siguiente fase, que consistirá en el envío de conocimientos de embarque electrónicos a todos sus clientes en rutas seleccionadas.

En el primer trimestre de 2019, sus planes se centrarán en las conexiones entre Asia y Sudáfrica, y entre Norteamérica y el Mediterráneo. Digitalizar el proceso documental tendrá efectos asombrosos, según la naviera, en la reducción de tiempos, dificultades y costes para todas las partes.