Intermodalidad tren barco

Las obras supondrán un aumento de la longitud útil de cuatro de las vías de apartado actuales.

Adif ha adjudicado a Tecsa las obras correspondientes a la primera fase de las obras de mejora de la terminal ferroviaria de Muriedas, con el fin de favorecer las operaciones y maniobras de trenes en el acceso a las instalaciones del puerto de Santander, por un importe de 625.831,63 euros que corren cargo al Fondo de Accesibilidad Terrestre Portuaria.

Con estas obras, que tienen un plazo de ejecución de 77 días, Adif pretende agilizar la circulación ferroviaria, mejorando la capacidad y las condiciones de explotación de la línea, al aumentar la longitud útil en cuatro de las vías de apartado actuales, que pasan a tener una longitud útil mayor de 610 metros, así como la eliminación de tres de las actuales vías de apartado.

La actuación se desarrollará en las vías interiores de la terminal ferroviaria, e incluye el levante de varías vías y desvíos en el lado Palencia y en el lado Santander, así como las consiguientes modificaciones puntuales del trazado con la nueva configuración, además de la renovación de la superestructura de las vías 8 y 14.

La terminal de Muriedas, ubicada en el término municipal de Camargo, es una estación de mercancías de la línea Palencia-Santander que cuenta con una playa de 12 vías de apartado y tres vías mangoEn la cabecera del lado Santander se sitúan dos derivaciones, una hacia Nueva Montaña, que da servicio a la factoría Global Steel, y otra para el ramal que comunica la terminal ferroviaria con el Puerto de Santander.