operarios de Renfe trabajando en una catenaria

Con estas obras, las empresas podrán poner en circulación trenes eléctricos de ancho internacional e ibérico.

Adif ha iniciado esta misma semana el proceso para electrificar la nueva catenaria que se ha instalado en los accesos ferroviarios de diversas empresas del entorno de Tarragona al Corredor Mediterráneo.

El nuevo sistema de electrificación se ha instalado en un tramo de 1,2 kilómetros, como prolongación de la tercera vía de la estación de Tres Camins hacia los ramales privados que diversas empresas con conexión ferroviaria a la red general, y forma parte del proyecto para la implantación del ancho estándar en el Corredor Mediterráneo, entre Castellbisbal y Murcia.

Por otra parte, la electrificación del nuevo tramo está dotada de un sistema en corriente continua de 3.000 voltios. Además, la alimentación de energía eléctrica a la línea se realiza mediante las subestaciones de tracción, que transforman la tensión de 45.000 V en corriente alterna suministrada por R.E.E. a los 3.300 V en corriente continua necesarios para la catenaria.

Una vez ejecutado este proyecto, el administrador de la infraestructura ferroviaria estima que las empresas que disponen de trazados ferroviarios que enlazan con las vías del Corredor Mediterráneo podrán poner en circulación trenes con tracción eléctrica y tanto en ancho internacional como convencional.