Aprovechando la predisposición del actual Gobierno a ampliar la masa laboral dependiente de los dineros públicos, Adif vuelve a contratar personal, esta vez para evitar la huelga anunciada por los sindicatos, al comprometerse con la mayoría de los representantes sindicales a poner en marcha y publicar antes del próximo 31 de mayo una convocatoria de la oferta de empleo público para incorporar un total de 667 trabajadores.

El administrador de la infraestructura pública prevé impulsar antes del 15 de noviembre una segunda oferta de empleo público de carácter extraordinario que ofrecerá hasta 1.000 plazas más y que se destinará a hacer frente al relevo generacional que afronta la empresa.

Las plazas que se ofertarán en el marco de estos procesos serán de perfil operativo y se destinarán a las áreas con mayor demanda de personal y a aquellas donde es más perentorio afrontar el referido relevo generacional para una plantilla que tiene una media de edad de 54,9 años, como son las de Mantenimiento, Circulación y Estaciones.

No obstante, también se atenderán adecuadamente otros ámbitos de actividad para permitir la internacionalización de funciones en la empresa y para atender a situaciones de movilidad geográfica temporal.

Así mismo, Adif también se ha comprometido a pedir autorización para incorporar otros cien efectivos más a través de una convocatoria pública diferente antes de que concluya el tercer trimestre del año, así como para realizar en torno a unos 400 contratos temporales.