Tras dominar con puño de hierro el comercio electrónico en el país más poblado de la Tierra, junto con su rival JD, Alibaba se prepara para dar el salto e intentar competir a escala global con el otro gigante del e-commerce mundial, la norteamericana Amazon.

Con la buena experiencia que ha supuesto la apertura de su ‘marketplace’ a pequeñas y medianas empresas, a través de su filial AliExpress, de España, país en el que ha entrado de la mano de dos empresas consolidadas y con importante implantación en todo el territorio nacional como son El Corte Inglés y de Correos, Italia, Rusia y Turquía, ahora, el e-tailer chino ahora quiere extender esta práctica a otros mercados, entre los que apuntan algunos mercados próximos a China, en el sureste asiático, donde ya ha ido tomando posiciones con la compra de acciones en dos operadores de comercio electrónico indonesios.

Detrás de este nuevo movimiento de Alibaba podría encontrarse la tendencia del mercado chino a ralentizar su crecimiento, lo que habría obligado al e-tailer asiático a lanzarse al mercado internacional para compensar las previsibles caídas de su volumen de negocio en su país de origen con nuevas áreas de negocio en otros mercados en los que contaría con un amplio campo de crecimiento, incluso en países en los que Amazon tiene una presencia dominante.