furgoneta-amazon-prime

Amazon asegura «apoyo financiero» para los trabajadores que quieran montar su propia empresa de reparto.

Tras el lanzamiento en junio del año pasado de Amazon Logistics, su red de pequeñas y medianas empresas de transporte con la que mejorar su distribución de última milla en los Estados Unidos y ensayar con su servicio Flex, para el que utiliza trabajadores autónomos como repartidores, ahora el gigante del comercio electrónico estadounidense tiene la intención de que esta experiencia salte el charco, para ayudar a sus empleados en España «a convertirse en dueños de un pequeño negocio creando sus propias compañías repartiendo paquetes de Amazon»

La norteamericana tiene previsto iniciar este programa con el nombre de ‘Delivery Service Partner’ en el país a lo largo de los próximos mes y asegura «un volumen consistente de envíos, acceso a la alta tecnología de la compañía, formación práctica y descuentos en un conjunto de bienes y servicios (incluyendo seguros), vehículos personalizados y uniformes de la marca Amazon».

De igual modo, Amazon también «cubrirá los costes de la puesta en marcha de aquellos empleados que quieran crear en España su propia compañía de reparto de paquetes» y «les proporcionará también apoyo financiero equivalente a tres meses del salario bruto actual del empleado para que sus compañías puedan despegar más fácilmente».

Por otra parte, si esta medida logra salir adelante, Amazon se garantizaría contar con una red exclusiva compuesta por un gran número de pequeñas empresas, que le permitiría prescindir de las empresas de paquetería tradicionales y en la que podría controlar el precio de los servicios de reparto, bien a través de la negociación directa o mediante la distribución selectiva de cargas de trabajo, toda vez que, según sus cálculos, los trabajadores que pusieran en marcha sus empresas dentro del programa «podrían llegar a obtener entre 50.000 y 100.000 euros de beneficios al año, operando con una flota de entre 20 a 40 vehículos de reparto».