La nueva estación logística de Amazon, ubicada en el polígono de Can Maragola de Mollet del Vallés, entra en funcionamiento el viernes 15 de octubre.

Se trata de un centro de última milla de 7.000 m² que contará con hasta 130 empleados y creará alrededor de 330 oportunidades de trabajo adicionales para los conductores de las seis empresas de reparto locales colaboradoras de la compañía.

Como parte del compromiso de Amazon de tener cero emisiones de carbono netas en toda la empresa para 2040, el edificio está diseñado con la eficiencia energética como prioridad principal. En este sentido, entre otros, la nave cuenta con 500 m2 de paneles solares e iluminación LED.

Con este estreno, Amazon impulsa la gestión de la última milla de los pedidos y ayuda a acelerar las entregas a los clientes.