Amazon ha puesto en marcha su servicio Amazon Fresh para el reparto on-line de productos frescos y congelados.

Inicialmente, la compañía norteamericana ofrece esta posibilidad para los clientes de Amazon Prime en el área metropolitana de Madrid, pero tiene la intención de ampliarlo progresivamente y a buen ritmo, de tal manera que llegue en pocas semanas al entorno de Barcelona y después a otras ciudades del país, según informa Cinco Días.

La crisis sanitaria ha empujado con fuerza el comercio electrónico de productos de alimentación, con un cambio radical en los hábitos de consumo que ha llevado a este segmento a ser uno de los más difíciles para el canal on-line a convertirlo en una de sus estrellas y con francas posibilidades de crecimiento, al albur de las medidas de confinamiento de la población establecidas para contener el avance de la pandemia de coronavirus.

El servicio propone la entrega en franjas horarias de dos horas de más de 10.000 referencias diferentes de productos de alimentación, en franca competencia con otras cadenas tradicionales que pujan por hacerse con parte de uno de los principales pasteles del segmento del comercio electrónico.

Según los últimos registros de Packlink, los productos de alimentación se han colocado en tercera posición entre los más vendidos del canal on-line debido en gran parte a los efectos de la crisis sanitaria sobre los hábitos de consumo de las familias españolas durante el período.