apm-terminals-barcelona

El objetivo del terminalista siempre ha sido modernizar su actual flota y aumentar la capacidad y productividad de los equipos.

La terminal de APM Terminals en Barcelona ha alcanzado niveles máximos de productividad con la puesta en marcha de todas las inversiones realizadas en el último semestre. La instalación, que ha invertido un total de 47 millones en los nuevos avances, ha logrado llegar recientemente a los 150 movimientos por hora en una operativa, lo que ratifica el aumento en la productividad y el rendimiento de la instalación.

El terminalista ha reforzado su posición en el negocio marítimo para tratar de ofrecer un mejor servicio en el Mediterráneo mediante el uso de maquinaria de última generación, nuevas tecnologías y un servicio mucho más enfocado al cliente.

Entre las últimas inversiones, destacan dos nuevas grúas Super Post Panamax, que han llegado de Los Ángeles, lo que eleva a seis el número de unidades operativas en la terminal, preparadas para dar servicio de manera simultánea a los mega-portacontenedores que escalan en el puerto.

Se trata de unidades que permiten operar buques de hasta 23 contenedores de manga y que cuentan con una capacidad de elevación de 100 toneladas, pudiendo operar en modo Twin, para elevar el nivel de servicio. Otras mejoras implementadas pasan por la adquisición de 29 nuevas ‘Straddle Carriers‘ para mejorar el rendimiento en la instalación.

Paralelamente, el terminalista ha puesto en marcha una nueva plataforma Rack para conexiones frigoríficas, lo que ha permitido aumentar la capacidad de las conexiones en un 31%. El objetivo de APM Terminals siempre ha sido modernizar su actual flota y aumentar la capacidad y productividad de los equipos, así como mejorar la seguridad en la terminal.