aduana en la frontera Rusa

La Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic) ha mostrado, en un comunicado, su absoluto rechazo a las nuevas medidas adicionales que el Servicio Federal Ruso de Aduanas (FCS FR) exige a las mercancías que circulen por las carreteras rusas al amparo del procedimiento TIR, desde el pasado 14 de septiembre.

Según Astic, las medidas adicionales que la Aduana de Rusia está solicitando a la asociación rusa ASMAP, garante de los cuadernos TIR en Rusia,”no tienen fundamento”.

Se ha demostrado, asegura la patronal española, que las diferentes acusaciones vertidas sobre ASMAP son infundadas. “Dicha asociación es miembro de la IRU desde hace más de cuarenta años, tiempo en el que siempre ha desarrollado su labor de la manera más profesional”.

Por ello cree que estas garantías que se están solicitando incumplen los acuerdos internacionales alcanzados.  Como ha informado cadenadesuministro.es, la patronal española recuerda que “numerosos gobiernos, así como la Comisión Europea y las Naciones Unidas, se han dirigido a las autoridades rusas para solicitar la retirada de unas medidas contrarias a la convención TIR de las Naciones Unidas”.

Estas medidas, que se han ampliado a las fronteras de la región de los Montes Urales en Rusia, “no hacen más que dificultar la labor de los transportistas, tanto españoles como europeos, que se ven obligados a cumplir con unas garantías adicionales al margen de los acuerdos internacionales”, insiste Astic.

Se recuerda que aquellos transportistas que sufran este tipo de medidas y en caso de que los agentes aduaneros se nieguen a aceptar los cuadernos, adopten las recomendaciones emitidas por la IRU,  y que la patronal ha dado a conocer a sus asociados.