Astic ha trasladado a la Comisión Europea la ilegalidad que representa la aplicación de la Euroviñeta, a través de la tasa denominada «HGV Road User Levy», que se ha comenzado a aplicar en el Reino Unido desde el pasado 1 de abril.

La asociación destaca que aunque dicha tasa se impone de forma conjunta a los vehículos matriculados tanto en Reino Unido como en otros países de la UE, a los transportistas locales se les descontará de un impuesto interno, el Vehicle Excise Duty.

Astic considera que esto vulnera el artículo 7.3 de la Directiva 1999/62, que establece que los peajes y tasas se aplicarán sin discriminación directa o indirecta por razón de la nacionalidad del trasportista o del origen o destino del vehículo.

Por ello, Marcos Basante, presidente de Astic, ha enviado cartas a Joaquín Almunia, Comisario Europeo de Competencia, y a Siim Kalas, Comisario Europeo de Movilidad y Transporte, para que la Comisión Europea verifique si la tasa implantada en Reino Unido cumple con la normativa comunitaria y que, en caso de que no lo haga, inicie los procedimientos necesarios para su impugnación. 

La asociación ve con preocupación, cómo este tipo de decisiones se están llevando a cabo uno tras otro en diferentes países y podrían estar también incubándose en algunas regiones de España, en detrimento de la unidad de mercado.

Desde Astic se recuerda que esta mala aplicación de normativas europeas, creando sistemas de recaudación asimétricos e injustos, puede generar situaciones como la que se está viviendo en España con el céntimo sanitario.