Transporte frigorífico

La Asociación Española de Empresarios de Transportes bajo Temperatura Dirigida (Atfrie) no comparte la preocupación surgida entre los miembros de AECOC por los puntos que la tramitación de la LOTT puedan beneficiar al transportista.

En concreto, Atfrie no entiende por qué levanta suspicacias entre los cargadores la posibilidad de la acción directa por parte del transportistacuando entre sus socios hay empresas que conocen bien los beneficios que genera la acción directa, especialmente las de de origen y capital francés, que en su país lo aceptan, acatan y respetan”, destaca la patronal de transportistas frigoríficos.

En este sentido, Atfrie recalca que si “pueden consentir en Francia, en España no tiene porqué ser distinto”. Asimismo, recuerda a los cargadores que “no tienen nada que temer si la obligación que tienen de ir eligiendo e ir vigilando la llevan a cabo, pues sólo a ellos les es imputable que contraten con empresas incapaces de afrontar los pagos. Sólo tiene que contratar con empresas solventes”, recalca la patronal de transporte.

En lo relativo a los plazos de cobro, Atfrie manifiesta las mismas circunstancias, situación incluso agravada por el “uso y abuso que se realiza de la empresa que realiza el transporte«, que en su opinión son utilizadas como «financieras» de sus usuarios cuando son empresas necesitadas de cobrar cuanto menos en los mismos plazos que tiene obligación de pagar.

Así, una vez más recuerda que la Ley del Contrato de Transporte ya establece el plazo de cobro y el Código Civil la repercusión al contratista principal en arrendamientos de obra o servicios.

A pesar de los avances, la asociación de transportistas integrada en la órbita de la patronal Astic, considera “cortas e insuficientes” las medidas incluidas en la reforma de la LOTT, “pues aún cabrían más medidas de protección al transportista frente a abusos de los usuarios”.

Por ello, Atfrie adbierte que “no damos, ni daremos, el visto bueno a ningún tipo interesado de acuerdo mediático, que pueda entenderse como un salvoconducto para ser utilizado con su fuerza de lobby ante las fuerzas políticas que están debatiendo en este momento las modificaciones de la LOTT