hub urbano para la ultima milla

La necesidad de optimizar el reparto de última milla hace que aumente la demanda de naves cercanas a las ciudades.

En los últimos cinco años las rentas de inmuebles logísticos de entre 6.500 y 12.000 m² en el mercado de los Estados Unidos han crecido un 33,7%, los alquileres para espacios dedicados a actividades logísticas de más de 25.000 m² han crecido un 15,6%, según los datos de un reciente estudio de CBRE.

En sentido opuesto, como refleja el análisis de la compañía, la disponibilidad de las naves logísticas de menor tamaño ha caído de un 11,3% de hace cinco años al actual 7,4%, la mayor caída de todo el segmento de almacenes e instalaciones industriales en el mercado norteamericano que, por su parte, ha visto cómo las rentas crecían una media de 23,9% entre el segundo trimestre de 2014 y el mismo cuarto del presente 2019.

Tras unos años en el que se había puesto el foco en la construcción de naves XXL, ahora parece que los operadores del sector logístico y del comercio electrónico se están fijando en instalaciones más pequeñas y más cerca de los principales núcleos de población de los Estados Unidos, lo que genera una presión en el mercado para hacerse con estas instalaciones, lo que hace, como demuestra el análisis de CBRE, que los precios de los alquileres se incrementen, mientras que la disponibilidad de estos espacios cae en picado.

Así mismo, de cara al próximo 2020, la compañía estima esta tendencia de los operadores logísticos y ‘e-tailers’ a buscar espacios más pequeños y cercanos a las ciudades hará que las rentas medias de todo el sector industrial americano se incrementen un 5%.