Las restricciones de movilidad impuestas durante el establecimiento del estado de alarma para contener el avance de la pandemia de coronavirus ha convertido a vehículos industriales y comerciales en los principales usuarios de las carreteras del país desde mediados del pasado mes de marzo.

En este contexto excepcional, los ocupantes de vehículos comerciales e industriales de más de 3,5 toneladas de MMA fallecidos en accidentes de tráfico entre el 15 de marzo y el 6 de mayo suponen un 25% del total de muertos por estas mismas causas en las vías españolas, según ha confirmado el propio director general de Tráfico, Pere Navarro, esta misma semana en el Congreso de los Diputados.

En los días inmediatamente anteriores a la declaración del estado de alarma, esto es, entre el 1 de enero y el 14 de marzo, el número de fallecidos por accidentes de camión era de un 3%.

En esta situación excepcional, la DGT también ha detectado que han aumentado las salidas de vía, que suponen un 65% de los siniestros, así como la cantidad de accidentes que se producen en las vías de alta capacidad del país.

En términos generales, la siniestralidad vial ha caído un 69%, por lo que respecta al número de personas desaparecidas en accidentes de tráfico, algo que se debe, sobre todo, al importante descenso en el tráfico