Zona de dragado puerto mahon baleares

El tráfico de graneles sólidos ha aumentado un 58% en Mahón, que acumula un descenso del 15% en mercancía general.

Los cinco puertos que gestiona la Autoridad Portuaria de Baleares han manipulado 7,8 millones de toneladas de mercancía en el primer semestre de 2017, un 7% más que en el mismo semestre de 2016.

Todos han registrado un aumento del tráfico excepto el puerto de Mahón, con un descenso del 10%. Destaca, en cambio, el crecimiento del 29% en el puerto de Alcudia, impulsado por los graneles sólidos, que han aavanzado un 35%.

Crecen todos los tráficos

En cuanto al movimiento de mercancía general, ha repuntado un 7% hasta los 6,2 millones de toneladas. En el puerto de Alcudia, el incremento ha sido del 23%, mientras que en la Savina ha llegado al 11%, en Ibiza al 8% y en el puerto de Palma al 6%. Por su parte, en Mahón ha disminuido un 15%.

En el apartado de los graneles sólidos, donde destacan el carbón, el grano, la sal y los materiales de construcción, el tráfico ha aumentado un 58% en Mahón y un 35% en Alcudia, pero en Ibiza ha retrocedido un 43%, en la Savina un 33% y en Palma, un 27%.

En lo que respecta a los graneles líquidos, el puerto de Palma y el de Alcudia han logrado un crecimiento del 11%, que se reduce al 3% en el caso de Ibiza. Por su parte, los puertos de Mahón y la Savina han mantenido unos volúmenes similares a los del ejercicio de 2016.

El tráfico de pasajeros de líneas regulares y de cruceros también ha experimentado aumentos del 8% y del 4% respectivamente. Sobresale el puerto de Mahón en la actividad crucerística, con 52.888 pasajeros, un 120% más que en 2016. En el extremo contrario, el puerto de Palma ha registrado un descenso del 4%.