La naviera Zim impulsa la internacionalización de la agricultura almeriense

Zim ha puesto en marcha una nueva conexión entre el Mediterráneo y el sur de Asia.

El volumen de contenedores entre Europa y Oriente Medio y el sureste asiático ha sido muy débil en los cuatro primeros meses de 2017, tanto en una dirección como en la otra, incrementándose solamente un 1%, según recoge el último informe de la consultora Drewry.

En las rutas desde Europa hacia Oriente medio se ha mantenido casi inalterable, con 784.000 TEUs, pero las exportaciones desde el Mediterráneo han superado a las del norte de Europa, con un 2,2% frente a un retroceso del 2,6%.

Por su parte, el tráfico desde Europa hacia el sureste asiático ha aumentado un 2,4% hasta los 452.000 TEUs. De nuevo, destaca el comercio desde el Mediterráneo, con un ascenso cercano al 15%, mientras que las exportaciones desde el norte de Europa han descendido un 2,7%.

trafico-de-contenedores-de-europa-a-oriente-medio

Además, aunque continúa incrementándose el tráfico de mercancías del sur de Asia hacia Europa, no lo ha hecho al mismo ritmo que en 2016, cuando creció un 7,4%. En este caso, la desaceleración ha sido más acusada en los volúmenes dirigidos al norte del continente, que han repuntado un 1% hasta los 383.000 TEUs, frente al 5% en las importaciones hacia el Mediterráneo, con 240.000 TEUs.

Por su parte, el retroceso a largo plazo en las conexiones entre Europa y Oriente Medio queda demostrado analizando la media anual. En abril de 2017, se ha registrado una caída del 1% respecto al mismo mes de 2016, mientras que la media entre Europa y el sureste asiático ha crecido entre un 5 y un 6%. No obstante, volverá a alcanzar resultados negativos si la situación no mejora en 2017.

Nuevos servicios entre el Mediterráneo y el sur de Asia

Los operadores se han dado cuenta de que el comercio entre el Mediterráneo y el sur de Asia tiene un gran potencial, por lo que han puesto en marcha tres nuevos servicios en este área en muy poco tiempo. A finales de mayo, MSC ha lanzado IMED entre el este del Mediterráneo y la costa oeste de La India, que utiliza seis buques con capacidad para 3.900 TEUs.

Previamente, Zim había iniciado una conexión similar llamada India Med Express, IMX, que cuenta con cinco buques para 3.200 TEUs, y a partir del 2 de julio, CMA CGM y Cosco pondrán en marcha el servicio conjunto Indiamed/Gem 2, con cinco unidades para 4.250 TEUs.

Entre el norte de Europa y el sur de Asia, el único cambio en las rutas es que Maersk Line ha añadido una escala a su servicio ME1 en el puerto indio de Pipavav, que utiliza ocho buques con capacidad para 9.900 TEUs.

Las navieras se han mostrado más comedidas en las conexiones con Oriente Medio, donde no han modificado ninguna línea y mantienen la dinámica habitual de cancelación de escalas para reducir la capacidad.

Aumento de los precios 

En cuanto a las tasas de flete, han aumentado significativamente desde 2016, registrándose un incremento del 33% en la conexión de orientación este entre el puerto holandés de Rotterdam y el de Jebel Ali, en los Emiratos Árabes Unidos, en los primeros cinco meses del año, con 1.570 dólares/FEU (1.402 euros), lo que supone la cifra más elevada en casi cuatro años.

Por su parte, en las conexiones de orientación oeste entre el sur de Asia y Europa, destacan las tarifas entre el puerto indio de Nhava Sheva al de Rotterdam, que han alcanzado los 2.210 dólares/FEU (1.974 euros) en abril, lo que supone el nivel más elevado desde septiembre de 2012. En los cinco primeros meses del año, las tasas se han incrementado un 80%.

Las tarifas en las líneas hacia el Mediterráneo también se mantienen fuertes, pero queda por ver si el inicio de las tres nuevas conexiones en un periodo tan corto afectará al nivel de recuperación.

Los operadores están gestionando relativamente bien la demanda irregular, añadiendo más capacidad en las líneas en que puede ser bien absorbida, como las del sureste asiático, y eliminando espacio en las rutas en que se registra un menor volumen de tráfico, como las de Oriente Medio.