El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Barcelona ha decidido otorgar a Balearia una concesión de ocho años de duración para la instalación de una estación marítima temporal en un edificio que también ocupa la terminal de Port Nou.

Esta instalación, que tendrá 453 m² y un aparcamiento de 2.687 m², se destinará al pasaje que embarca con su vehículo particular en el Muelle Adosado. Además, permitirá mejorar el servicio que ofrece actualmente la naviera a los pasajeros que se desplazan entre Barcelona y las Islas Baleares.

Hasta ahora las gestiones de venta de billetes, el checking y la facturación se realizaban en las oficinas del operador situadas en la Estación Marítima de Drassanes, ubicada en el Muelle de Barcelona, pero a veces los pasajeros debían trasladarse para el embarque al Muelle Adosado, donde también operan sus buques.

La concesión será temporal porque se prevé que la naviera habilite una nueva estación marítima al sur del Muelle Adosado, para poder operar la totalidad de los buques que escalan en Barcelona, desde donde conecta en la actualidad con Palma de Mallorca, Alcudia, Ciutadella, Ibiza y Formentera.