El astillero tiene también un contrato con Naviera Armas y está pendiente de cerrar otros dos encargos de Ritz-Carlton.

El astillero tiene también un contrato con Naviera Armas y está pendiente de cerrar otros dos encargos de Ritz-Carlton.

Los astilleros Barreras, que están construyendo un crucero de lujo para Ritz-Carlton, han recibido un nuevo encargo en el que empezarán a trabajar ya en el mes de enero. Se trata de dos cruceros de menor tamaño que se construirán de manera simultánea para la naviera noruega Havila Kystruten, según recoge el diario Atlántico.

El astillero empezará lo antes posible con la fase de corte de chapa de estos buques, pertenecientes a una serie de cuatro que pretende poner en funcionamiento el operador para 2021. El Havila Polaris y el Havila Pollux contarán con 125 metros de eslora, 20 de manga y una capacidad para 700 pasajeros.

Además, serán propulsados por GNL para cumplir con la normativa noruega para la navegación en los fiordos, según explica El Faro de Vigo. Las otras dos embarcaciones se están construyendo ya en un astillero de Turquía.

El cuarto contrato en vigor de Barreras es el de Naviera Armas, para la que debe construir un ferry. A ello podrían sumarse otros dos cruceros para Ritz-Carlton que ya se están negociando y que tendrían prioridad para su construcción en las instalaciones viguesas.

Su intención, en cualquier caso, es reforzar su plantilla para atender estos pedidos, si bien para después del verano de 2019 está prevista ya la entrega del crucero de lujo, con 190 metros de eslora.