Buque Bretagne de Brittany Ferries en Astander, enero de 2014

El Bretagne de Brittany Ferries en Astander, enero de 2014.

Brittany Ferries y Astilleros de Santander (Astander) están muy cerca de cerrar un acuerdo por el que la compañía española instalará los nuevos sistemas para depurar los gases de escape de los buques de la naviera bretona, necesarios para cumplir con las bajas emisiones de la normativa SECAs vigente desde el 1 de enero de 2015, según recoge eldiario.es.

El nuevo acuerdo podría hacerse público este mes de abril, aumentando aún más las operaciones que la naviera viene encargando durante los últimos años a estos astilleros.

De hecho, ya se ha instalado dicho sistema de lavado en tres barcos de la naviera, en concreto en el Normandie, entregado en diciembre de 2014, el Barfleur, finalizado el pasado mes de marzo, y el Cap Finisterre, en el que trabajan actualmente para su puesta a punto.

A estas reformas, que conllevan entre diez y doce semanas por barco, se han de sumar los trabajos de mantenimiento de los buques, con frecuencia anual y a los que se dedican alrededor de 15 días, realizados en el astillero.

No obstante, estos contratos se habían venido realizando hasta ahora uno por uno, mientras que ahora la naviera proyecta un convenio en el que se incluyen varias naves y que, de ser encargado finalmente a Astander, garantizaría la carga de trabajo para el resto de 2015 y principios de 2016.