La Unión Europea de Transportistas por Carretera UETR cree que los cambios introducidos por el Parlamento Europeo esta semana en la Directiva que regula la euroviñeta garantizan su imparcialidad y eficiencia, al incluir  en su ámbito de aplicación, además de a las empresas de transporte por carretera y vehículos pesados, a otros usuarios de la vía, como autobuses y turismos.

La organización que agrupa a 18 asociaciones nacionales europeas entre las que se encuentra Fenadismer cuestiona las reglas que permiten a los Estados miembros establecer reducciones para los vehículos ligeros, ya que conducen a distorsiones y, al mismo tiempo, saluda el sistema de asignación de los ingresos que se obtengan para que sean destinados al transporte y sus infraestructuras, algo esencial, desde su punto de vista, especialmente para la construcción de estacionamientos seguros.

UETR rechaza que los recargos por contaminación relacionadas con el tráfico se apliquen a los vehículos de transporte en las carreteras sujetas a tarificación, ya que, a su juicio, las empresas de transporte ya han asumido muchos costes externos. 

El Parlamento Europeo quiere que, a partir de 2023, los peajes basados en el tiempo para camiones y autobuses se sustituyan por peajes basados en la distancia, mientras que estas nuevas tasas llegarían en 2027 para furgonetas y minibuses.