El Índice Mundial de Contenedores elaborado por la consultora Drewry, que evalúa las tasas de carga de contenedores en las ocho rutas principales hacia y desde Estados Unidos, Europa y Asia, se ha reducido un 1% en la segunda semana de julio, llegando hasta los 2002 dólares (1.756 euros).

Esto supone un incremento del 45,8% respecto al nivel alcanzado en las mismas fechas del año 2019. La media anual se sitúa por el momento en 1.668 dólares (1.463 euros), un 19,14% por encima de la de los últimos cinco años, que está en los 1.400 dólares (1.228 euros).

Los precios entre Shanghái y Los Ángeles han aumentado un 1% hasta los 2.932 dólares (2.571 euros), mientas que entre Shanghái y Nueva York se han reducido un 1%, hasta los 3.447 dólares (3.023 euros).

Por el contrario, entre Shanghái y Rotterdam, las tasas se han reducido en un 3% hasta los 1.806 dólares (1.585 euros), mientras entre Shanghái y Génova han retrocedido en un 4% hasta los 1.978 dólares (1.735 euros).

En cuanto a las líneas entre Rotterdam y Nueva York, las tarifas han caído un 5% hasta los 2.213 dólares (1.941 euros). Desde la consultora, creen que los precios se mantendrán estables a lo largo de la próxima semana.