Pese a que los operadores han constatado un aumento de las entregas domiciliarias de envíos de paquetería asociados al comercio electrónico con motivo de la crisis sanitaria, los volúmenes de mercancía movidos en servicios de reparto urbano presentan un acusado descenso en el primer trimestre de 2020.

El registro constataría que, pese a la pujanza del comercio electrónico, la fuerte caída registrada en la distribución para el canal Horeca y en los envíos B2B, entre otros segmentos ha descompensado un sector que se ha visto afectado fuertemente por la pandemia de coronavirus.

En concreto, los registros del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana confirman que entre enero y marzo se han movido 61.233.360 toneladas de mercancías en servicios intramunicipales, un 4,48% menos que en los tres primeros meses del pasado 2019, aunque, por otro lado, el registro es un 2,56% superior al registrado en el último cuarto del pasado ejercicio.

Así mismo, en este mismo sentido descendente también se han movido los precios del reparto urbano de mercancías en los tres primeros meses de 2020, aunque con un retroceso algo menor que en el caso de los volúmenes de carga movidos en el período.

De esta manera, los precios de las servicios realizados en un rango inferior a los 50 kilómetros de distancia presentan una caída de un 2,98% anual, así como de un 2,98% trimestral, una circunstancia que puede deberse a un aumento de la oferta en un momento en que la demanda presenta una acusada debilidad.