paqueteria entrega ecommerce

La tasa de devoluciones varía en función del producto comprado a través del canal on-line.

La gestión de la logística inversa en el comercio electrónico es, a la par que un elemento crítico, un factor fundamental para conseguir fidelizar a unos clientes que cada día que pasa cuentan con más información y con un mayor poder de decisión sobre la compra, en un escenario en el que las devoluciones de e-commerce en España han crecido un 2% anual.

En este sentido, IMF Business School ha analizado las cinco claves que definen una gestión exitosa a nivel logístico de las devoluciones de comercio electrónico.

La primera de ellas está relacionada con el coste de la devolución, que suele doblar al de la entrega, y que implicar, además, según los casos, la destrucción, reparación o envasado del producto.

En segundo lugar, con el fin de adecuar lo que se compra a lo que se recibe, hay que ofrecer una descripción lo más detallada posible del producto para reducir las devoluciones.

En tercer lugar, la tasa de devoluciones varía en función de los artículos adquiridos. En este sentido, la moda es el sector que mayor tasa de devolución on-line registra de toda Europa, con un 16,5%.

Por lo que respecta a la cuarta clave, hay que tener en cuenta el plazo 14 días para que los consumidores puedan ejercer su derecho de desistimiento, un tiempo que marca la diferencia entre tener que correr con los gastos de la devolución o no.

En último lugar, una adecuada optimización de los servicios de última milla es un factor clave para evitar retrasos y devoluciones.