Con motivo de la adhesión de CMA-CGM al Pacto Mundial de Naciones Unidas, su presidente, Rodolphe Saadé ha recordado que la naviera impulsará la producción de 12.000 toneladas de biometano, el equivalente al consumo de dos buques de 1.400 TEUs durante un año.

El biometano es un gas verde renovable producido a partir de diversas fuentes, entre las que se incluyen los residuos orgánicos y vegetales procedentes de la agricultura europea, que son procesados en instalaciones de metanización.

Gracias al biometano, el operador podrá reforzar su oferta de servicios de valor añadidoACT with CMA-CGM+‘, destinados a impulsar la transición energética de los clientes.

Esta oferta facilita que los envíos sean neutros en carbono mediante el uso de energías alternativas más limpias, como los biocombustibles, el GNL y ahora el biometano.

En esta línea, se ha aumentado la cuota correspondiente al biometano en la solución ‘Cleaner Energy LNG‘, que está disponible desde noviembre de 2020 y permitirá ahora una reducción de las emisiones de CO2 del 25%, por encima del 15% anterior.