La pandemia está impulsando definitivamente un servicio sin fronteras como es el del comercio electrónico, en el que los envíos transfronterizos crecen sin parar para dar servicio a unos clientes que no ven separaciones entre países cuando acceden al canal on-line.

Ante esta realidad, Seur quiere potenciar sus servicios internacionales, al albur del crecimiento del comercio electrónico transnacional, con una nueva plataforma logística cuya construcción ya ha comenzado  en el polígono de Ircio, de la localidad burgalesa de Miranda de Ebro, con el objetivo de que esté totalmente operativa a final de 2021.

La empresa de paquetería invertirá diez millones de euros en unas instalaciones de 7.000 m² de superficie, que se destinarán principalmente a envíos transfronterizos, que supone un tercio de la facturación de la compañía.

Así mismo, se está estudiando la posibilidad de incorporar a la cubierta del inmueble paneles solares con el fin de generar energía de origen solar.