Comisiones Obreras estima que las excepciones a las reglas europeas de conducción y descanso que quiere introducir el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Ubrana «contribuyen un aumento de la competencia desleal (dumping social), ponen en riesgo la seguridad vial aumentando la siniestrabilidad laboral en el sector de transporte por carretera y hacen menos seguras nuestras carreteras con respecto a todos los usuarios de nuestras carreteras».

De igual manera, la central sindical considera que estas exenciones a la normativa general que regula el uso del tacógrafo «precariza aun más la profesión de conductor e incide negativamente en hacer al sector de transporte aún menos atractivo».

Así pues, el sindicato se muestra contrario a que se articulen más excepciones de las que ya figuran en el Real Decreto 640 de mayo de 2007 de 18 de mayo, al amparo de que el Paquete de Movilidad permite que cada Estado decida aplicarlas a regiones aisladas, vehículos que transporten maquinaria, materiales de construcción y hormigoneras, entre otros segmentos.

En consecuencia, Comisiones Obreras ha presentado alegaciones al respecto y ha solicitado a Transportes «que deje sin efecto la modificación que plantea para aumentar las excepciones del cumplimiento de las normas de tiempos de conducción y descanso para el sector de transporte, y garantice las condiciones actuales que mantengan las actuales condiciones de seguridad vial y laboral».