Con el establecimiento del estado de alarma y el levantamiento temporal de las restricciones a la circulación de camiones, también han desaparecido del mapa las bonificaciones existentes para el tráfico de vehículos pesados en la AP-7 y la AP-2.

Sin embargo, la concesionaria de estas vías continúa publicitando en su página web estos descuentos, algo que, como denuncia Fenadismer, induce «a error y engaño a sus usuarios, que continúan utilizando dicha autopistas en la creencia de que dichos descuentos persisten, desconociendo que desde las últimas semanas la tarifa que se les está cobrando es de nada menos que hasta 60 euros por viaje en el trayecto completo hasta la frontera de La Junquera».

De igual modo, Fenadismer estima que las Administraciones tampoco ayudan a aclarar este embrollo, ya que no existe ninguna norma legal que indique que quedan sin efecto las bonificaciones a los transportistas, pese a que sí que se mantienen las bonificaciones para los vehículos particulares.

La organización empresarial estima que «la eliminación de las bonificaciones supone una desconsideración absoluta hacia un colectivo tan castigado especialmente estos días, como es de los transportistas, pese a la labor tan esencial que desarrollan  como se está evidenciando de forma destacada en estos días».