Buque portacontenedores icontainers

Las navieras no saben cómo dar salida a sus embarcaciones en un mercado saturado.

En teoría, los medios de transporte, buques, aviones y camiones deberían ser utilizados en su totalidad durante la temporada alta, pero este año las alianzas G6 y ‘Ocean 3‘ han tomado la decisión de suspender los enlaces transpacíficos ‘CC1’ y ‘Manhattan Bridge’ al comienzo de la temporada, en lugar de hacerlo al final.

Según los datos de de la consultora Drewry, se ha incrementado el número de contenedores vacíos. Más de 300 portacontenedores, con una capacidad total de más de 800.000 TEUs, permanecían inactivos a comienzos de julio, supuestamente esperando al inicio de la temporada alta para las exportaciones asiáticas. Frente a esta situación, en julio de 2015 y 2014, menos de un cuarto de esta capacidad estaba en desuso.

Drewry Flota en desuso en el mes de julio

Esta evolución del mercado se debe a diversos factores. En primer lugar, la temporada alta está registrando datos más débiles en el área transpacífica. Asimismo, han bajado las tarifas de transporte y la demanda ha variado, lo que ha motivado que los cargadores hayan optado por no utilizar algunos de los buques en julio.

Además, según la consultora, esta situación permite a las navieras mejorar los ‘spot rates‘ al incrementar los factores de carga en los buques que sí están en activo.

Cabe destacar que entre los buques que permanecen en desuso, los que tienen capacidad para entre 3.000 y 5.000 TEUs, o entre 5.000 y 8.000 TEUs son ahora más habituales que hace dos años. Por un lado, continúan las entregas de nuevos buques, pero por otro, las navieras no saben cómo dar salida a este tipo de naves en un mercado saturado.

Más sorprendente resulta el caso de los portacontenedores con capacidad para menos de 3.000 TEUs, con una clara tendencia hacia la inactividad. Hasta ahora, se consideraba que los buques más pequeños funcionaban bien en el mercado asiático, reduciendo el riesgo de sobrecapacidad en el segmento, pero no ha habido ningún incremento en cuanto a su demanda.

Drewry Flota utilizada en julio

En los últimos dos años, la capacidad de la flota activa (neto de la capacidad ociosa) de buques de menos de 3.000 TEUs y de los de capacidades entre 3.000 y 5.000 TEUs, ha disminuido en términos de capacidad absoluta. Unicamente ha aumentado la flota activa de barcos de 8.000 TEUs.

Como porcentaje de la flota mundial, la flota ociosa en temporada alta representa alrededor del 4%, a pesar del aumento de los achatarramientos, frente a sólo el 1% de hace un año, lo cual no es un buen augurio para la utilización de los activos durante la temporada baja.

La conclusión, según Drewry, es que el creciente exceso de capacidad significa que el aumento de la flota ociosa se produce ahora en todos los tipos de buques y al parecer en todas las estaciones. Es probable, por tanto, que algunos de estos buques en parada, serán vendidos para su desguace, en particular los buques Panamax de más edad.