Según los datos aportados por la consultora Drewry, el precio de los contenedores de nueva fabricación ha aumentado un 10% en el primer trimestre de 2014, la primera subida en dos años, después de que a lo largo de 2013, los precios disminuyesen gradualmente, cayendo a su nivel más bajo desde 2009.

Sin embargo, la consultora especializada en la industria marítima señala que es «demasiado pronto» para poder asegurar si la tendencia en los precios va a continuar al alza, debido a la inestabilidad que aún hay en el sector. Además, los precios de los nuevos portacontenedores, a diferencia de los contenedores, siguen sin modificarse.

Por ello, se prevé un panorama para los fabricantes de contenedores similar al de 2013, con una caída en el parque de este tipo de equipos del 5% en 2014, ya que no se espera un gran aumento en su demanda, aunque la incorporación de nuevos contenedores en el segundo y tercer trimestres aún podría ser algo más fuerte que en 2013.

La mayor demanda procederá de compañías de arrendamiento de contenedores, mientras que serán pocos los cargadores que adquirirán nuevos contenedores para su propia empresa.