Autopista de peaje R5 en Madrid

La R-5 Madrid-Navalcarnero es la que mayor crecimiento ha registrado, con un 34,6%.

El tráfico de las nas nueve autopistas españolas de peaje quebradas ha aumentado un 9,4% hasta septiembre de 2017, con el paso de unos 7.610 vehículos diarios, según las estadísticas del Ministerio de Fomento.

Estas cifras, antes de la relicitación por parte del Ministerio prevista para mediados de 2018, contrastan con el incremento del 4,7% en el conjunto de la red de pago. Así, la mejora del tráfico en dichas vías, que suman 510 kilómetros, el 20% del total de peaje, puede incentivar el interés entre los inversores.

Solamente dos de las nueve autopistas crecen por debajo de la media nacional. Se trata de la radial R-3 Madrid-Arganda, que ha mantenido un volumen de usuarios estable en el entorno de los 11.000 diarios, y la M-12 que une la capital con el aeropuerto de Barajas, que ha crecido un 1,76%, con 20.931 vehículos al día. En el resto, el tráfico ha repuntado entre el 5,63% y el 34,6%.

En concreto, la R-5 Madrid-Navalcarnero es la que mayor crecimiento ha registrado, con un 34,6% hasta septiembre y una intensidad media diaria de 10.310 vehículos. Este incremento  también viene motivado por la decisión de Fomento de permitir circular gratuitamente por un tramo de la autopista en hora punta durante las obras de un trazado paralelo de la A-5.

En el caso de la AP-41 Madrid-Toledo, su tráfico ha aumentado un 15,5% hasta el mes de septiembre, aunque sigue siendo la vía que cuenta con un menor número de usuarios al día, con unos 960.

Por su parte, la R-4 Madrid-Ocaña ha contabilizado 5.914 vehículos en este periodo, un 10,5% más, mientras que la R- 2 Madrid-Guadalajara ha llegado a 5.270 usuarios, un 8,10% más, y la AP-36 Madrid-Ocaña ha registrado un avance del 6,09% hasta los 3.440. La circunvalación de Alicante y la autopista Cartagena-Vera, con 6.886 vehículos y 3.741 respectivamente, han crecido un 5,66% y un 5,63%.