El ciberataque perpetrado en la mañana del martes 27 de junio que ha obligado a APM Terminals a cerrar varias de sus terminales españolas, como las de Algeciras y Barcelona, no ha afectado a las terminales de Castellón, Gijón, Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife y Valencia.

Las terminales afectadas tampoco han operado este miércoles 28 de junio, mientras que las cinco restantes que el grupo de la naviera Maersk despliega en España han trabajado con normalidad a lo largo del día.

Según ha podido saber cadenadesuministro.es, las terminales valencianas siguen operando con la plataforma tecnológica que usaban cuando eran propiedad de Grup TCB, por lo que es probable que este sea el motivo por el que tampoco se han visto afectadas las de las Islas Canarias.

Aunque la terminal catalana también fue adquirida a Grup TCB, la compañía danesa sí ha integrado en ella su sistema informático.

APM Terminals, principal afectada

El grupo APM Moller-Maersk ha confirmado este miércoles que el virus Petya sigue afectando a los sistemas de tecnología de la información de varias unidades de negocio.

Sin embargo, Maersk Oil, Maersk Drilling, Maersk Supply Services, Maersk Tankers, Maersk Training, Svitzer y MCI operan con normalidad, los buques de la naviera pueden maniobrarse y comunicarse y las tripulaciones están a salvo.

Desde el grupo aseguran que están trabajando con expertos en IT y agencias de ciberseguridad para minimizar el impacto del ciberataque y que aún están evaluando las consecuencias que el virus está teniendo en el negocio de la compañía.