La crisis sanitaria ha modificado muchos hábitos de consumo, al haberse incrementado el interés de los ciudadanos por las compras ‘on-line‘. Así se refleja en un estudio realizado por Empathy.co en la primera semana de junio, según el cual el 70% de los españoles ha recurrido al e-commerce durante el confinamiento.

Mientras que el 40% compra ‘on-line‘ con la misma frecuencia que antes, más del 30% afirma que ahora lo hace más a menudo. Ahora, este tipo de transacciones no están reservadas al Black Friday, la Navidad o las rebajas, pues solamente un 11% de los encuestados mantienen este hábito, mientras que más del 60% compra por Internet entre una y cuatro veces al mes.

En el caso de las compras de alimentación, aunque la mayoría de españoles prefieren acudir a la tienda física, más del 40% ya realiza compras en supermercados ‘on-line’ de forma habitual, pues un 26,11% de los usuarios lo hace una vez al mes y casi el 15% una vez a la semana.

Por comunidades autónomas, es Navarra la que ha registrado un mayor índice de usuarios que compran más por Internet desde el confinamiento, con un 42,8%, seguida de Aragón con el 41,4% y de Madrid, con el 39,20%.

En general, el incremento en las compras online durante la pandemia ha sido superior al 30%, aunque se ha situado entre el 20% y el 30% en Extremadura, Asturias, Comunidad Valenciana, Baleares y Cantabria, por debajo del 20% en Canarias y por debajo del 10% en La Rioja.

Ventajas de la compra ‘on-line

La comodidad de comprar desde casa y la entrega a domicilio siguen siendo las razones principales para optar por el comercio electrónico, mientras que los gastos de envío siguen siendo un factor determinante, pues más del 20% de usuarios intenta alcanzar el pedido mínimo para ahorrárselos. Además, la mayoría valoran las sugerencias para productos agotados durante el proceso de compra.

El 60% de los encuestados cree que no dejará de comprar por Internet cuando finalice la pandemia, y aunque son los ‘millenials‘ y la Generación X los que con más frecuencia utilizan este canal, el aumento es evidente en todas las franjas de edad, incluyendo a los mayores de 65 años, que en un 28,8% aseguran comprar más ‘on-line‘ a raíz de la crisis sanitaria.