El mercado de comercio electrónico en la Unión Europea ha alcanzado el año pasado un volumen de negocio de 146 000 millones de euros, un 35% más que un año antes.

Según el estudio ‘TOP 500 Cross-Border Retail Europe’ elaborado por CBCommerce, FedEx Express y Worldline, las diez primeras empresas en este segmento de actividad son Ikea, H&M, Pandora, Smyths Toys, Lego, Nespresso, Expert, Cos, Swarovski y & Other Stories.

Todos ellos destacan por sus apuestas decididas por la integración omnicanal y representan un 22,2% de las ventas de las 500 principales empresas del sector.

Así mismo, con más detalle, la cifra de negocio del segmento B2C se ha disparado un 24% el año pasado hasta los 573.000 millones de euros.

De igual modo, las 500 principales empresas de comercio electrónico transfronterizo se reparten un 61% de este mercado en el seno de la Unión Europea, con un volumen de 53.250 millones de euros y un incremento anual de un 34%.

Por tipo de mercancía, durante el pasado 2020 se ha observado un retroceso en las ventas de moda a través del comercio electrónico, que, así pues, no ha logrado compensar las pérdidas de operaciones en los estableceimientos físicos, mientras que las compras on-line de alimentación se han incrementado un 10%.

Finalmente, un 67% de los europeos tiene en cuenta la conveniencia del comercio electrónico transfronterizo, en un escenario al alza para el sector, a causa del ‘Brexit’ y el impacto de la pandemia sobre la movilidad.