Obras del Corredor Mediterraneo

Obras del Corredor Mediterráneo.

El presidente de Ferrmed, Joan Amorós, ha afirmado el martes 16 de diciembre que el ancho internacional del Corredor Mediterráneo «no llegará a Valencia antes de 2016» porque las obras «técnicamente no podrán estar concluidas antes de dos años, como el propio ministerio ha reconocido, y aún no han empezado».

Amorós ha realizado estas declaraciones antes de la celebración de la jornada ‘Reindustralización del arco mediterráneo’, organizada por el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunitat Valenciana y Ferrmed.

Al respecto, ha explicado que hay que «seguir reivindicando» esta infraestructura porque «a pesar de que las obras están licitadas y adjudicadas en su mayor parte llevan retrasos considerables» de tal forma que «sinceramente en Valencia el ancho internacional desde el norte no creo que llegue antes de finales de 2016».

Así, ha apuntado que hay sectores «críticos» para los que hay que «buscar una solución» en Cataluña, entre Castellbisbal a Martorell, y en Valencia el sector del Cabañal por la coincidencia de trenes de mercancías, pasajeros e incluso del AVE, por lo que ha insistido en la necesidad de la puesta en marcha del túnel del Parque Central. Así, ha señalado que el propio Ministerio les reconoció que van a tardar dos años en arreglar este sector «y aún no han empezado». 

En ese sentido, ha señalado que «seguramente» es «cierto» que los retrasos se deban, como ha argumentado la ministra de Fomento, Ana Pastor, a un cambio de la redacción inicial del proyecto para mantener el ancho ibérico en al menos una de las vías, pero ha recalcado que «lo que tenemos que procurar es que se inicien las obras, que empiecen a trabajar».

Amorós ha anunciado que Ferrmed está preparando «un informe muy potente» sobre «todo lo que tienen que hacer» para que el Corredor llegue desde Francia hasta Almería, que se presentará primero a Fomento, y que ha confiado que les gustará, y posteriormente se hará público en una tribuna en Barcelona el próximo 27 de enero para que «los trenes puedan circular con garantías por el ancho internacional».

Asimismo, ha reclamado que se nombre a un coordinador para todo el Corredor Mediterráneo, que sea «un hombre que domine perfectamente la situación sobre el terreno y que además escuche la opinión de todo el mundo empresarial y técnicos para asegurar que lo que se va a realizar ateniendo a los tráficos potenciales que debe tener».